domingo, 20 de enero de 2013

ELITE TEMPLARIA CATÓLICA



La Elite Templaria Católica es una organización unitaria y trasversal que trabaja para la unión de todos los que quieran ser templarios católicos de Argentina, y crear un movimiento templario a escala internacional.
La Elite Templaria Católica está formada por templarios convencidos de la Fe católica, más allá de su raza o credo.
Los integrantes de la elite Templaria Católica son plenamente conscientes de pertenecer al movimiento templario católico, y plenamente comprometidos con el pasado, presente y el futuro de la mística medieval católica de los Templarios, aguardando que haya 12 primeros integrantes para conformar una “Mesa Redonda”.
La “Mesa Redonda” implicará una reunión para deliberar sobre el presente y poner en marcha una organización jerárquica, unitaria, plural y monárquica.

sábado, 29 de diciembre de 2012

PREGUNTAS MAS FRECUENTES SOBRE TEMPLARIOS CATÓLICOS





¿Quiénes somos?
Los Templarios Católicos reivindicamos el espíritu de los Templarios de la Edad Media, bajo el espíritu de San Bernardo de Claraval, insertos en el mundo de hoy, pertenecientes a todo rincón del planeta, uniendo personas que tenemos y sentimos la fuerza de la Defensa Católica inspirada por el Espíritu Santo en comunión con el Santo Padre y en obediencia a él.
Creemos firmemente que el Temple ocupa un lugar especial en los tiempos que corren, descartando todo esoterismo, ocultismo, gnosticismo o espíritu propio de organizaciones que maquinan contra la Iglesia Católica, como el masónico, el de los rosacruces, y de todo espíritu filantrópico naturalista como el de los rotarios o del Club de Leones, o cualquier otro que se les asemeje a tales semilleros masónicos.
No estamos afiliados ni adherimos a instituciones templarias que no respetan íntegramente la Iglesia Católica y su Tradición completa en Magisterio, Dogmas, Moral y Liturgia. De hecho, esta es la única organización a la que pertenecemos.
Se ha agregado el sustantivo “católico” para distinguirnos cualitativamente del resto, de los “no católicos”, de los “a-católicos”, de los “sincretistas” y de los esotéricos o masónicos satánicos, con los cuales nada tenemos que ver, y a los cuales nos oponemos frontalmente, así como a toda aquella persona u organización que ataca a la Iglesia Católica en su auténtica Tradición.

¿Quién puede formar parte de los Templarios Católicos?
Toda persona que se sienta templario o simpatice con la Fe Católica, con espíritu de abandonar inmediatamente todo pecado mortal, con disposición a vivir y morir en Gracia de Dios y en defensa de la Verdad que es Jesucristo mismo, en el marco de la Iglesia Católica que Él mismo fundó. Siempre que esto sea respetado este espíritu, toda persona puede formar parte de los Templarios Católicos.
Respecto de los niños, buscamos formarlos con los contenidos del Catecismo de la Iglesia, y de los mayores la inserción en el mundo actual. Todo católico puede formar parte de los TC, siempre que reconozca los principios expuestos.

¿Qué propone en esta primera fase los Templarios Católicos?
El objetivo inicial es divulgar imágenes y contenidos propios de los Templarios Católicos, para fortalecer la Fe y el espíritu de la Iglesia Militante, actuando en la órbita cultural.
La conformación de los Templarios Católicos es una iniciativa de numerosas personas afines dispersas en el mundo actual y que son Templarias en la coherencia entre Fe y vida personal, conforme las enseñanzas de la Iglesia Católica, conformando un movimiento inicial que une voluntades en pos de desarrollar Asociaciones u Ordenes Templarias locales, no gnósticas ni secretas, destinadas a llegar a cada católico, independientemente del movimiento católico al que pertenzca, ya que es posible pertenecer a los Templarios Católicos a la vez, puesto que respeta la diversidad de carismas y dones existentes en la Iglesia Católica, infundidos por el Espíritu Santo.
En su primera fase, los Templarios Católicos nos proponemos aglutinar en el Secretariado permanente el mayor número de Templarios Católicos comprometidos para formar parte de la Asamblea Templaria Católica, y aportar en su medida su conocimento para poner en marcha esta organización multitudinaria de la comunidad, unitaria, de multiplicidad de dones y carismas católicos, noble y Monárquica.
Tal será el primer paso para organizar el trabajo que marcará el camino y una estrategia para todos los Templarios Católicos pertenecientes a la asamblea con argumentos claros y sencillos.

NO SOMOS UNA ORDEN TEMPLARIA
Somos un grupo de espíritu templario conforme la organización inicial y primaria de los mismos, bajo el espíritu impreso por San Bernardo de Claraval. Estudiamos y buscamos compartir el espíritu de los Templarios medievales en nuestra época, sin desvío de la ortodoxia católica.
No somos “neotemplarios”, ni reivindicamos rituales esotéricos o gnósticos, y sólo reconocemos los Sacramento propios de la Tradición de la Iglesia Católica.
Somos una organización unitaria y trasversal que trabaja para la unión de todos los que reivindican el espíritu de los Templarios medievales, como base de un movimiento Templario Católico internacional.
TC se define como: un movimiento conformado por católicos, basado en la Nobleza y la Monarquía con arraigo en el pueblo, en una unidad de vida y acción. La participación en TC es a nivel personal, pero la actuación individual no involucra la del movimiento.
Cualquier organización neotemplaria u Orden ajena que abandone errores podrá sumarse, tras renunciar a toda herejía, error, cisma o espíritu cismático, gnosticismo, acción “secreta” o “discreta”, aceptando que fuera de la Iglesia Católica no hay salvación y que quien muere en pecado mortal lo hace fuera de la Iglesia Católica y por tanto condena su alma al Infierno, comprometiéndose a vivir evitando los pecados mortales, a la vez que procurando desarrollar las virtudes y pulir los defectos, en procura de vivir santamente y buscando la perseverancia final.

¿PORQUE NACEN LOS TEMPLARIOS CATÓLICOS?
En estos momentos el Temple ya no existe. Ha sido disuelto, pero buscamos reivindicar el espíritu de los Caballeros Medievales, la defensa de la Fe en la Teología y en las obras personales, tendiendo a conformar una Orden de Caballería.
Nuestra lucha es personal contra los enemigos del alma: el Demonio, el Mundo y la carne, para vencerlos en pos de la Virtud que nos conduce a Jesucristo. A su vez, nuestra lucha es social, para defender la Moral contra el relativismo, de modo que se concrete el Reinado Social de Jesucristo, buscando instaurarlo todo en Él. Nuestro “territorio” son las almas de quienes pertenecemos a los TC. Por ello, también nuestra vida tiende a conformar el juramento de los Caballeros Medievales Cristianos.
Nacemos con modestos comienzos, tal como nacieron los Templarios medievales, para que una vez correctamente organizados podamos adecuarnos a alguna de las figuras jurídicas del Código de Derecho Canónico de la Iglesia Católica.

¿COMO PODEMOS PERTENECER A LOS TEMPLARIOS CATÓLICOS Y SER MIEMBRO DEL SECRETARIADO PERMANENTE?
Todo adherente formará parte del Secretariado permanente, teniendo en cuenta que el Movimiento buscará un asesor espiritual que colaborará con la orientación y dirimirá las cuestiones de ortodoxia católica, a quien nos sujetaremos en obediencia. Quien viole las normas del Juramento que se realizará o las normas del Derecho Canónico dejará de pertenecer ipso facto a TC, hasta su reincorporación.
El Secretariado Permanente determinará si quien ha dejado de pertenecer a TC conservará la condición de “colaborador” dentro de la organización.
Quien pertenece al Secretariado Permanente, tiene derecho a crear Secretariados Locales o Territoriales en su lugar de origen, con la autorización del Secretariado General. A su cargo se encontrará la elaboración de la estrategia en su ámbito territorial, y participar en todas las decisiones del Secretariado Permanente o participar del Consejo de TC.


Formulario de Adhesión :
Nombre y apellidos:
Edad:
Población/Ciudad:
Comarca/Provincia:
País:
Correo electrónico
Enviar los datos a: emiliotir@yahoo.com
De conformidad con las leyes de Protección de Datos de Carácter Personal, el usuario tiene derecho a acceder a la información que le concierne recopilada, cancelarla u oponerse a su tratamiento a través del correo mencionado.